PILATES PARA EMBARAZADAS

CARTEL PILATES EMBARAZADAS (2)

Los ejercicios del método Pilates fortalecen tu abdomen, espalda y músculos del suelo pélvico sin sobrecargar tus articulaciones, por eso son excelentes durante el embarazo.

Beneficios:

  • Ayuda a fortalecer el tono muscular, la forma física y sobre todo, muy importante en el embarazo y en cualquier etapa de la vida, a lograr un bienestar psicofísico entre el cuerpo y la mente.
  • Contribuye a mejorar la postura corporal, fundamental para soportar el aumento de peso en el embarazo.
  • Estimula la circulación sanguínea corporal favoreciendo la llegada de nutrientes y oxígeno al bebé a través de la sangre.
  • Ayuda a conocer y controlar el propio cuerpo, una de las premisas para tener un buen parto.
  • Ayuda a aliviar algunas molestias típicas del embarazo como dolores de espalda, lumbago, edemas, estreñimiento, calambres y varices.
  • El fortalecimiento de la pared abdominal es una gran ayuda al momento de expulsar al bebé, provocando partos más cortos y reduciendo la posibilidad de cesárea.
  • Igualmente el fortalecimiento del suelo pélvico favorece el parto vaginal y reduce el riesgo de episiotomía (corte perineal para facilitar la expulsión del bebé). Además, disminuye los síntomas de incontinencia en el post-parto.
  • El control de la respiración, una de las máximas del pilates, favorece el trabajo de parto y contribuye a la relajación.
  • Después del parto, la recuperación es más rápida.

Cualquier embarazada puede practicar el método pilates, salvo contraindicación médica.